Ansiedad: Síntomas, Causas & Remedios Naturales

By admin / marzo 13, 2018

l ritmo de vida parece haberse acelerado en la última década. Hoy el flujo constante de emails, las interminables actualizaciones en las redes sociales, y las líneas borrosas entre la vida laboral y personal están aumentando el estrés en el cuerpo y la mente, cada día más.

De hecho, nuestras agendas cada vez más ajetreadas se han emparejado con un aumento similarmente alarmante en las tasas de ansiedad en la población general en el mismo tiempo. Cada día se hace más y más habitual que las personas experimenten ansiedad en el lugar de trabajo; un estudio reciente halló que hasta 40% de los trabajadores de hoy han informado altos niveles de ansiedad en sus trabajos (1). La constante conectividad de estos tiempos es genial para tener más innovación y productividad, pero si no tienes atención plena, puede comenzar a afectar negativamente tu salud.

Los trastornos de ansiedad afectan a cerca de 1 en cada 5 adultos en Norteamérica, y 40% de las personas toma algún tipo de medicamento alterador del humor indicado por su doctor. La Organización Mundial de la Salud (OMS o WHO) predice que para el año 2050 un tercio de la población global sufrirá de ansiedad o de depresión. (2) Veamos algunas de las típicas señales de la ansiedad, y luego veremos algunas estrategias simples que pueden ayudarte a tratar con esos síntomas.

Síntomas De La Ansiedad


Cuando veo a los pacientes en la clínica, muchas personas se sorprenden de ver que algunos (o muchos) de los síntomas de ansiedad se aplican a ellos. Los síntomas comunes de la ansiedad leve a moderada pueden incluir:

  • Incapacidad de enfocarse
  • Incapacidad de concentrarse
  • Sensaciones de inquietud
  • Respiración acelerada
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Boca seca
  • Pies o manos fríos o sudorosos

Conforme los síntomas se hacen más pronunciados o la ansiedad se hace más duradera, puedes experimentar algunos de los siguientes síntomas:

  • Insomnio (problemas para conciliar el sueño o para permanecer dormido)
  • Temor o preocupación excesivos
  • Pensamientos obsesivos
  • Rápido ritmo cardíaco
  • Palpitaciones cardíacas
  • Adormecimiento u hormigueo en manos y pies
  • Evitar el trabajo o las situaciones sociales

Puedes ver en esta lista que los síntomas de la ansiedad pueden ser muy generales; por eso es fácil que los doctores pasen por alto que muchas personas los experimenten en algún punto en sus vidas. Si notas que estos síntomas aumentan en su frecuencia o severidad, entonces es tiempo de pensar en incorporar estrategias que atiendan la causa de raíz.

¿Qué Causa La Ansiedad?

Hay una cantidad de cosas que pueden contribuir a los síntomas de la ansiedad, y algunas de las más comunes pueden ser parte de tu rutina matutina regular. Así es, la cafeína está en la lista de DSM-5 (la biblia médica para la diagnosis en la salud mental usada por la Asociación Americana de Psiquiatría) como una causa directa de ansiedad, y aún así muchas personas que sufren de ansiedad sigue consumiéndola como parte de su rutina de la mañana. (3)

La comida también puede provocar ráfagas de ansiedad. Si luchas con un pobre control del azúcar en la sangre, cuando tus niveles caen demasiado estrás a mayor riesgo de tener síntomas de ansiedad. (4) La reacción natural cuando los niveles de azúcar en la sangre son demasiado bajos es buscar un bocadillo de azúcar, lo que dispara hacia arriba el nivel de azúcar en la sangre, y que te deja propenso a constantes “subas y bajas”.

El estrés es otra gran causa de la ansiedad. El estrés tiene muchas formas: trabajo, escuela, relaciones, finanzas, alcohol y drogas, e incluso demasiada exposición al WIFI y a los dispositivos móviles. Reducir la exposición a los estresores y tenerlos bajo control (cafeína, alcohol, drogas recreativas, etc.) es el primer punto de inicio, que te permitirá mejorar tu respuesta a los estresores que no están bajo tu control (por ejemplo, tu carga de trabajo o de estudios).

Tu reacción a los estresores es lo único que en verdad puedes controlar, y tiene un rol muy importante en qué tan bien lidias con el estrés. Si luchas contra la ansiedad, tu sistema nervioso simpático probablemente esté demasiado activo en el modo de “lucha o huida” (en el que el cerebro y el cuerpo piensan que estás huyendo de un tigre o de un león), cuando en verdad se trata simplemente de estar recibiendo demasiados emails o tener demasiadas fechas límites en el trabajo. Si constantemente reaccionas muy fuertemente a los estresores, programas efectivamente tu sistema nervioso para siempre “híper-responder” al estrés, lo que te llevará a tener síntomas de ansiedad.

Las buenas noticias son que puedes reprogramar tu respuesta de estrés y formar mejor resiliencia, o capacidad de lidiar con el estrés. Reprogramar tu sistema nervioso con algunos ejercicios suaves o “trucos” del estilo de vida te ayudará a reiniciar tu sistema nervioso de “lucha o huida” híper-activo.

11 Remedios Naturales Para Calmar La Ansiedad

1. Eliminar (O Reducir) La Cafeína


Si luchas con ataques regulares o severos de ansiedad, es tiempo de dejar atrás el café. La cafeína provoca la liberación de la hormona de estrés adrenalina, lo que para algunos puede ser beneficial, pero también puede ser desastroso para otros, cuando las dosis de cafeína sean demasiado. Además, si eres genéticamente un “metabolizador lento” de la cafeína, se quedará en tu flujo sanguíneo por más tiempo, lo que puede empeorar tus síntomas o inhibir el sueño profundo.

2. Levantar Peso


Numerosos estudios han mostrado un claro beneficio en el entrenamiento de resistencia para mejorar la cognición, el humor, y la ansiedad. (5) Si eres sedentario puedes comenzar por hacer ejercicios con peso corporal en casa, unirte al gimnasio local o a un club de CrossFit box, o probar con una nueva clase en tu área.

3. Sal A Correr


Si levantar pesos no es lo tuyo, ponte en movimiento y suma más cardio a tu rutina diaria. Los expertos en la Asociación Americana de Depresión han hallado que el ejercicio aeróbico regular puede disminuir los niveles generales de tensión, equilibrar el humor, mejorar el sueño, y aumentar el autoestima. (6)

4. Enciende La Música


Cuando la vida se haga ocupada, las salidas sociales e incluso escuchar música a menudo pasan a ser ignorados. Ir a un concierto en vivo e incluso escuchar música relajante en casa ha probado reducir los niveles de ansiedad. (7) Apaga la TV y enciente tu estéreo para que te ayude a descomprimir.

5. Recibe Un Masaje


El contacto físico es una importante influencia calmante para el cerebro, pero cuando estamos ocupados, a menudo nos distanciamos de los amigos y de los seres queridos. A veces algo tan simple como recibir un masaje o tener un contacto terapéutico ha probado ser efectivo para relajar al sistema nervioso simpático híper-activo. (8)

6. Haz Yoga


Si no logras apartar tiempo suficiente para un masaje, relaja tu sistema nervioso en casa haciendo estiramientos simples o Yoga. Hacer poses básicas por 10-15 minutos es una manera genial de apagar tu cerebro “pensante” para que tu cuerpo comience a relajarse, posiblemente ayudando a aliviar los síntomas de ansiedad en algunas personas. (9)

7. Prueba Con Acupuntura


La Medicina China Tradicional (MCT o TCM) ha usado la acupuntura por miles de años para tratar la ansiedad y en la investigación, y hay mucho apoyo en su uso como una efectiva ayuda para la ansiedad. (10) La acupuntura ayuda a relajar los músculos tensos, relajar el sistema nervioso híper-activo, y brindar un ambiente para desconectarte del trabajo y los estresores de la vida.

8. Háblalo


La terapia conductual cognitiva (TCC o CBT) es un abordaje de terapia hablada científicamente comprobado con técnicas de resolución de problemas para reprogramar tu reacción a los estresores. (11) La TCC es una técnica genial para atender la causa de raíz de tu ansiedad.

9. Da Una Caminata Por La Naturaleza


Si vives en la ciudad, la constante exposición al concreto, al ruido y a la contaminación afecta tu cuerpo y tu mente. Un estudio reciente halló que redescubrir la naturaleza y caminar puertas afuera es naturalmente calmante para el sistema nervioso, y puede mejorar los síntomas de la ansiedad. (12) Encuentra un parque en tu ciudad o toma un paseo por el campo cerca de donde vivas.

10. Respiración Profunda


Tu respiración es la conexión entre tu cuerpo y tu mente. Cuando la vida se hace ocupada, probablemente respires hacia tu pecho, y este tipo de respiración como “bomba” es un estimulante para el sistema nervioso simpático. Apartar 5-10 minutos para hacer profundas respiraciones hacia el vientre (usando tu diafragma) activa el nervio vago en tu cerebro, para decirle a tu cuerpo “ahh, relax.” (13) Es un maravilloso tónico para la ansiedad leve a severa.

11. Canta


Hay muchas otras maneras de calmar un sistema nervioso simpático híper-activo, y cantar está al principio de la lista. Un estudio reciente en miembros de un coso halló un impacto positivo en los indicadores psicológicos del humor y la ansiedad. (14) Prueba cantar durante tu baño, en el coche, ¡o en tus caminatas puertas afuera!

Nuestro ambiente hoy es el mayor conductor de los síntomas de la ansiedad, como sentirnos intranquilos, tener mal enfoque, insomnio, o la sensación general de inquietud. Ayuda a apagar los efectos estimulantes del acelerado mundo de estos tiempos en tu sistema nervioso, sumando algunas de estas estrategias simples a tu rutina. Tu salud, tu productividad y tu felicidad se recompensarán.

Acerca del autor

admin

JENNAFER ASHLEY Jenna is a Registered Dietetic Technician and recipe developer specializing in healthy eating. She styles and photographs recipes for her website, Fresh and Fit , as well as contributes to a variety of websites. In her free time, Jenna enjoys trying new restaurants and hiking with her German Shepherd.

Click aquí para agregar comentario

Dejar comentario: