• Home  / 
  • Salud
  •  /  5 Engañosos Aditivos Alimenticios Que Debes Evitar

5 Engañosos Aditivos Alimenticios Que Debes Evitar

By admin / agosto 23, 2018

por COREY PEMBERTON

Si no tienes cuidado, podrías terminar consumiendo toda clase de engañosos aditivos alimenticios – químicos agregados a los alimentos, que pueden ser dañinos – sin siquiera saberlo.

¿Sabes qué hay en los alimentos que consumes?

Algunos de estos engañosos aditivos que verás abajo acechan incluso en algunos alimentos “saludables”. Detectarlos y evitarlos es clave para tu salud.

Así es cómo…

Los Aditivos Alimenticios Están por Doquier

Comencemos por el principio:

¿Qué son los aditivos alimenticios?

Se presentan en todas formas y tamaños, pero básicamente son químicos diseñados para ayudar con el procesamiento, empaque, y almacenamiento de los alimentos. Las empresas los usan para agregar un extra de sabor, para combinar ingredientes que no podrían combinarse naturalmente, y para hacer que los alimentos se mantengan por más tiempo en los anaqueles de las tiendas.

La industria alimenticia explotó en los últimos 100 años. Hoy, con más del 75 por ciento del espacio de los anaqueles de las tiendas ocupado por alimentos empacados y procesados, hay mucho dinero en juego (1). Estos alimentos procesados conforman cerca del 70 por ciento de la dieta occidental, o la “dieta americana” (2).

Pero este no es sólo un problema en Norteamérica. El negocio mundial de aditivos alimenticios proyectó para un crecimiento de más de $36 miles de millones de dólares en 2018 (3). Las industrias alimenticias responsables por ello gastan millones en marketing, engañando a los consumidores para hacer que sigan consumiendo sus productos sin siquiera cuestionárselo.

Décadas de investigación y un impulso por ganar más dinero ha dado a los productores alimenticios el arsenal de aditivos que usan en estos tiempos. En los Estados Unidos, más de 3.000 químicos  han sido agregados intencionalmente a los alimentos (4).

Evitarlos pareciera ser imposible, pero si sabes qué debes observar, es más posible de lo que piensas.

Hacerse Paleo Te Hará Cubrir El 90 Por Ciento De La Tarea

Hacerte Paleo es un enorme paso adelante para tu salud. Recibes montones de nutrientes, más que con la típica dieta moderna con carbos, azúcares refinados, y alimentos procesados…

Y también estarás evitando algunos de los más peligrosos aditivos alimenticios – como el jarabe o sirope de maíz alto en fructosa, y las grasas trans.

Cuando comes Paleo estás bien encaminado. Dicho eso, algunos engañosos y escurridizos aditivos alimenticios siguen siendo consumidos incluso por las personas más conscientes de la salud, ¡sin que lo sepan!

Estos son cinco aditivos alimenticios de los que debes cuidarte, por qué deberías hacerlo, y los alimentos típicos en los que los encuentras. Detectar estos aditivos es el primer paso para echarlos de una patada, y mejorar tu salud.

  1. Nitratos (Nitrates)

Las compañías alimenticias usan nitratos para dar color, sabor, y para conservar toda clase de alimentos.

Algo como el “nitrato de sodio” suena bastante inofensivo…

Pero, ¿sabías que la USDA intentó prohibirlo en la década de 1970? (5)

La agencia gubernamental reconoció que puede ser tóxico, pero cedió a la presión de los productores alimenticios que quisieron mantenerlo en circulación. Os más grandes productores alimenticios se quejaron diciendo que no tenían otro modo de preservar sus productos cárnicos empacados.

Y aún siguen usando esta cosa en estos tiempos. Si alguna vez te preguntaste cómo es que las empresas logran que el tocino que compras se mantenga tan rojo – pese a haber estado en los anaqueles por tanto tiempo – los nitratos probablemente sean la explicación.

Los nitratos son peligrosos porque pueden crear compuestos que causan cáncer, llamados “nitrosaminas.” Los estudios han hallado que comer muchas carnes procesadas se ha relacionado con cánceres en el estómago y colorrectales (67). Es especialmente peligroso si cocinas carnes procesadas a altas temperaturas (8).

Las fuentes comunes de nitratos incluyen:

  • Tocino
  • Carnes en conserva
  • Jamón
  • Perros calientes (salchichas, hot dogs)
  • Carnes ahumadas
  • Diversas carnes procesadas

Muchas personas se hacen Paleo y se emocionan al saber que pueden comer tocino (¡y con buenos motivos!). Sólo ten cuidado sobre el tipo de tocino (y otras carnes procesadas) que comas, asegurándote de que no tengan nitratos. Hay muchas opciones de alta calidad libres de nitratos, que tienen un gran sabor.

  1. Galato de Propilo (Propyl Gallate)

El galato de propilo es otro escurridizo aditivo alimenticio que es potencialmente dañino.

Los productores alimenticios lo usan para extender la vida útil de los distintos productos alimenticios en los anaqueles de las tiendas. El galato de propilo trabaja preservando las grasas en estos alimentos.

Los estudios sobre cómo este aditivo es o no dañino son diversos. Si eres mujer, es especialmente importante cuidarte de esta cosa, porque ha probado reducir los niveles de estrógeno (9).

Ya que ha quedado demostrado que altera los niveles hormonales, y que podría contribuir al cáncer, es mejor que lo evites por completo, si te preocupas por tu salud.

Cuídate del galato de propilo en:

  • Gomas de mascar
  • Carnes
  • Aceites
  • Patatas fritas
  • Sopas
  1. BHT (Hidroxitolueno Butilado, Butylated Hydroxytoluene)

Si sigues la dieta Paleo, ya sabes sobre los peligros de los granos y que debes evitarlos siempre que puedas…

Pero, ¿sabías que el cereal de desayuno que antes era tu favorito podría contener el mismo ingrediente presente en el combustible de aviones, el aceite de transformador, los productos de goma de petróleo, y el fluido para embalsamar (10)?

El enlace común es: BHT.

Los productores alimenticios usan este aditivo para alterar los colores y sabores de los productos, además de extender su vida útil para darles a los consumidores más tiempo de poder comprarlos.

Esto es genial para los productores, porque aumentan sus ganancias. Pero es un desastre para las personas que terminan consumiendo los alimentos colmados de este aditivo.

El Programa Nacional de Toxicología, confiándose en los hallazgos de estudios animales experimentales, afirma sobre el BHT como “razonablemente anticipado de ser cancerígeno para humanos” (11). Su Planilla de Datos de Seguridad Material dice que el BHT puede causar daño en el hígado, y que no debería permitirse su ingreso al ambiente.

¡Si algo no está permitido en su ingreso al ambiente, imagina los efectos de permitir su ingreso a tu cuerpo! Esto es exactamente lo que las personas están haciendo al consumir alimentos con BHT.

Cuídate del BHT en:

  • Golosinas
  • Cereales
  • Goma de mascar
  • Carnes congeladas
  • Grasa de cerdo
  • Aceites y aceites de mezcla
  • Chips de patata
  • Mantequillas

Afortunadamente, ya estarás evitando este aditivo si sigues la dieta paleo. Pero ten cuidado y verifica los aceites y las carnes congeladas que compras, buscando este dañino aditivo en sus etiquetas.

  1. Lecitina de Soya (Soy Lecithin)

La lecitina de soya es un “emulsionante”, un aditivo para hacer que distintos ingredientes alimenticios se unan en un proceso que no sucede naturalmente.

Muchos entusiastas de Paleo disfrutan del chocolate amargo ocasionalmente, para satisfacer sus antojos por azúcar. Pero este es uno de los alimentos habituales en los que se encuentra la lecitina de soya con mayor frecuencia. El emulsionante evita que el cacao y la mantequilla de cacao se separen.

La lecitina de soya probablemente no sea tan peligrosa como otros aditivos alimenticios, pero hay una gran advertencia aquí – una significativa porción de ella se elabora a partir de aceite de soya.

La USDA, que aún considera a la soya como un “alimento saludable”, considera también que la lecitina de soya es segura. Sin embargo, la soya no forma parte de la dieta Paleo porque cientos de estudios han relacionado el consumo excesivo de lecitina de soya con problemas digestivos, problemas del sistema inmune, e incluso condiciones más serias como la enfermedad del corazón (12). Esto significa que la lecitina de soya queda fuera de los límites – excepto quizás en cantidades muy limitadas en tus días de trampa.

Cuídate de la lecitina de soya en:

  • Panificados y horneados (bocadillos, postres, y otros horneados)
  • Golosinas
  • Chocolate (hay opciones libres de soya)
  • Carnes, pollos y caldos vegetales comerciales
  • Aceites y aceites de mezcla (¡cuidado con estos en los restaurantes!)
  • Aderezos de ensaladas
  • Salsa de soya
  1. MSG

El MSG (glutamato monosódico, o monosodium glutamate), un mejorador del sabor y aditivo conservante, ha tenido mala reputación desde hace décadas…

Y la controversia continúa. Algunos científicos afirman que es perfectamente seguro. Pero otros – como los del Centro de Medicina Avanzada de Arizona – indican que el MSG le hace más fácil al cáncer crecer y expandirse dentro del cuerpo. Y un estudio publicado en el Diario de Autoinmunidad halló una conexión entre el MSG, la obesidad, y la inflamación (14).

¿La verdad? Probablemente sea algo entre medio.

Ya no escuchamos del MSG tanto como antes. Los optimistas pueden pensar que la industria alimenticia cedió a las demandas de los consumidores, y dejaron de usarlo en muchos de sus productos. Pero es un poco más complicado que eso.

Quizás no veas “MSG” en las etiquetas, pero los productores han comenzado a usar distintos términos para esconder el hecho de que siguen usando este aditivo.

Estos son sólo algunos de los nombres clave del MSG que pasan desapercibidos a ojos de los consumidores:

  • Levadura autolizad (Autolyzed yeast)
  • Carragenano (Carrageenan)
  • Guanilato disódico (Disodium guanylate)
  • Inosinato disódico (Disodium inosinate)
  • Proteína de soya hidrolizada (Hydrolyzed soy protein)
  • Maltodextrina (Maltodextrin)
  • Almidón de maíz modificado (Modified cornstarch)
  • Concentrado texturado de proteína de soya (Textured soy protein concéntrate)

Cuídate del MSG en estos alimentos:

  • Alimentos y fórmulas para bebés
  • Frituras y chips
  • Galletas
  • Lácteos (requesón, leche en polvo, leche reducida en grasas o sin grasas, yogurt, helado)
  • Cenas congeladas
  • Carnes frías
  • Salsas y sazonadores
  • Botanas y bocadillos
  • Sopas

Hacerte Paleo te ayudará a evitar la mayoría de los ofensores. El mayor bloqueo potencial: las salsas y los sazonadores. ¡Afortunadamente, hay muchas deliciosas opciones Paleo a tu alcance!

Llevando Tu Salud Al Siguiente Nivel

Seguir una dieta Paleo limpia – enfocándote en productos animales y frescos vegetales de calidad, frutos secos y almidones seguros – te ayudará a evitar miles de desagradables aditivos alimenticios que tantas personas ponen dentro de sus cuerpos cada día.

Prestar atención a los engañosos aditivos alimenticios mencionados arriba llevará tu salud al siguiente nivel. En lugar de dar combustible a tu cuerpo con productos hechos en un laboratorio, puedes confiarte en lo mejor que la Naturaleza tiene para ofrecerte.

No necesitan etiquetas.

¿Dónde consumes los aditivos alimenticios de esta nota sin saberlo? ¿Cuáles de ellos has estado consumiendo? ¡Deja un comentario y comparte tu experiencia!

Acerca del autor

admin

JENNAFER ASHLEY Jenna is a Registered Dietetic Technician and recipe developer specializing in healthy eating. She styles and photographs recipes for her website, Fresh and Fit , as well as contributes to a variety of websites. In her free time, Jenna enjoys trying new restaurants and hiking with her German Shepherd.

Click aquí para agregar comentario

Dejar comentario: