• Home  / 
  • Topicos
  •  /  3 Alternativas Más Saludables A La Leche De Vaca

3 Alternativas Más Saludables A La Leche De Vaca

courtney hamilton

courtney hamilton

si te está costando renunciar a los lácteos y quieres cambiar a Paleo, tenemos una lista que eliminará todas tus dudas. Desde la exquisita y rica leche de coco hasta las sabrosas y livianas leches de frutos secos y de semillas, hasta la picante leche de camello: tenemos todas las alternativas Paleo a la leche de vaca, y las mejores maneras de usarlas en tu cocina cada día.

Verás consejos para hacer sopas cremosas y salsas con leche de coco, cómo preparar un sabroso vaso de leche de almendras, caramelo y vainilla que disfrutarás sola, y hasta cómo hacer helado con leche de camello. Finalmente, analizaremos los beneficios a la salud de cada uno, para que tomes decisiones con más información para cada cosa que consumas. ¡Disfruta de tu bigote de leche sin lácteos!

Leche de Coco

coconut-milk
Beneficios de la Leche de Coco

La leche de coco es un alimento fijo en la dieta Paleo, y por buenas razones. Los cocos son extremadamente densos en nutrientes, con casi el 92 por ciento de contenido de grasas saturadas y un alto nivel de triglicéridos de cadena mediana (MCTS). A pesar de la creencia popular de que “las grasas son malas”, que te dirá que las grasas saturadas son el enemigo, se ha probado que la grasa del coco es diferente a las de origen animal. Según un estudio de 2006 sobre las grasas de coco consumidas en la población de Sri Lanka, los cocos se metabolizan fácilmente en el cuerpo como energía, por sus ácidos grasos de cadena mediana que no sufren procesos de degradación y re-esterificación (1).

La leche de coco es extremadamente densa en nutrientes, lo que las hace un sustituto ideal a los lácteos.

La leche de coco se elabora licuando carne de coco y agua de coco, se la hace hervir suavemente, y luego se filtra la pulpa (ocasionalmente se la puede endulzar con una pequeña cantidad de miel, sirope de maple, u otro endulzante natural). La leche de coco más saludable es la que haces tú en casa, manteniendo todas las grasas saludables y minimizando la producción tanto como se pueda.

Qué Buscar Al Comprar Leche de Coco

Comúnmente la leche de coco se compra en lata, pero debes analizar bien lo que compras. Muchas, si no es que la mayoría de las leches de coco incluyen aditivos no aptos Paleo. Especialmente las versiones “light” o “de dieta”, en las que la mayoría de los ingredientes naturales han sido reemplazados con endulzantes artificiales y estabilizantes (y más agua – ¿por qué pagar más por agua?).

Algunas tiendas de alimentos naturales tienen marcas de leches de coco más livianas en la sección refrigerada, que se parecen aún más a la leche láctea, pero ten cuidado con las marcas que usen demasiados aditivos no aptos Paleo.

Cuídate de las versiones “light” de la leche de coco, que pueden haber sido rebajadas con agua y reemplazada con endulzantes y edulcorantes.

La crema de coco—no la batida de coco, una mezcla para cócteles mucho más dulce y no apta Paleo—es otro derivado de la leche de coco comúnmente hallada en la dieta Paleo. La crema de coco tiene una proporción más alta de carne de coco en relación a agua de coco, lo que la hace más espesa, más rica, y más exquisita. Puedes hallar crema de coco en la mayoría de las tiendas online y de alimentos saludables, y también ocasionalmente en el pasillo de alimentos asiáticos en las tiendas de abarrotes. Si no consigues crema de coco, enfría una lata de leche de coco durante toda la noche y toma la capa espesa que se separa del líquido y queda en la parte superior – eso es crema de coco.

Cómo Cocinar Con Leche de Coco

La leche de coco es la mejor opción para dar un acabado cremoso a los estofados, las sopas y los curris. Si buscas profundizar el sabor, agrega ½ taza de leche de coco al final del tiempo de cocción de tu platillo. En general, esto no agregará demasiado sabor a coco, pero mejorará la textura de la comida.

Si buscas un sabor a coco más prevalente—como en la preparación de un curri de pollo y coco—opta por usar toda una lata como base.

La leche de coco también es genial para el desayuno—diluye el contenido de la lata con un poco de agua para lograr una leche Paleo para el cereal o úsala en unas ricas avenas paleo de la noche a la mañana. También puedes beber un vaso solo.

La leche de coco es un ingrediente infaltable en muchas delicias Paleo—especialmente su primo más espeso, la crema de coco. Intenta usarlo como crema para tu café—o congelar cubos de leche de coco en una bandeja para hielos, para tener una delicia que irá derritiéndose de a poco—y también prueba hacer tu propio helado sin lácteos usando leche o crema de coco. La leche de coco puede sustituir a la leche entera, en igual cantidad, para las recetas de panificados y pastelería.

Leche De Frutos Secos Y Semillas

nut-milkBeneficios De La Leche De Frutos Secos Y Semillas

Las leches de frutos secos y de semillas— incluyendo las de almendras, anacardos, avellanas, pistachos, cáñamo y casi cualquier otra fruta seca o semilla con la que se elabore la “leche”— con otro sustituto habitual en la dieta Paleo. Como la leche de coco, las leches de frutos secos y de semillas en su forma más básica son esencialmente la semilla o fruto seco y agua. Y, también como la leche de coco, la mejor clase de leches de frutos secos y de semillas es la que preparas en casa, conservando así los nutrientes esenciales sin los aditivos usados en su procesamiento. Las leches de frutos secos y de semillas  hechas en casa se hacen remojando las frutas secas o semillas y licuándolas con agua, para luego escurrir la pulpa.

Hacer leche de almendras en casa te asegura que no haya aditivos agregados.

La nutrición de las leches de frutos secos y de semillas  depende de la fruta seca o la semilla de la que se haya elaborado. Ya que la carne de cualquier fruto seco se pierde en el proceso de filtrado de la pulpa, las leches de frutos secos tienen menos calorías y menos nutrientes que la fruta seca en sí. También son menos sabor picante que la leche de coco o la de camello, son sólo un toque del sabor de la fruta seca original. Por eso muchos eligen comenzar el día con un vaso de leche de almendras o de cáñamo—siempre que estén elaboradas sin los aditivos innecesarios.

Qué Buscar Al Comprar Leches De Frutos Secos Y Semillas

Esos aditivos innecesarios son muchos, especialmente los de las leches compradas en las tiendas. Las mayores marcas de leches de frutos secos agregan ingredientes innecesarios para espesar, emulsionar y hacer las leche más sabrosa (esto último puede lograrse agregándole un poco de endulzante apto paleo en casa). Dicho eso, algunas otras marcas mantendrán al mínimo la lista de ingredientes. Búscalas en la tienda de alimentos saludables o en las tiendas especializadas, y lee sus etiquetas.

Cómo Cocinar Con Leche De Frutos Secos Y Semillas

Ya que las leches de frutos secos son más suaves, las hace la base perfecta para disfrutar solas o en batidos. Puedes saborizarlas con vainas de vainilla o con dátiles dulces, para hacer una verdadera delicia casera. Quienes no gusten del sabor del coco o sean alérgicos a él pueden usar leche de frutos secos en muchas comidas, haciendo algunas modificaciones.

Las leches de almendras, anacardos y cáñamo son la base perfecta para batidos.

Al hornear, usa una leche de frutos secos más espesa como la de anacardos, pues la leche de almendras u algunas más tienden a ser más líquidas, comparables a la leche descremada. Si no tienes problemas con el coco, prueba usar mitad leche de coco y mitad de leche de frutos secos en sustituto de la leche de vaca.

Como la leche de coco, las leches de frutos secos y de semilla también son geniales para un desayuno Paleo con cereales, avenas, o para hacer waffles (gofres). Aunque la mayoría no son tan sabrosas como la leche de coco entera en grasas, de todos modos harán a tus comidas más cremosas y soñadas.

Las leches de frutos secos y de semillas también funcionan genial en las recetas a las que quiera agregar un leve sabor a las frutas secas de origen, como en un cremoso dip para bocados de jalapeño o en una masa para pizzas.

Leche De Camello

camel-milk-vs-cow-milk744Beneficios De La Leche De Camello

 ¿Por qué la leche de camello es apta Paleo, y no lo es la leche de vaca? Por un lado, tiene cualidades de súperalimento, incluyendo propiedades anti diabéticas, mejoradoras de la inmunidad comparables a los de la leche materna, y en suma la leche de camello es una bomba de poder nutricional (2).

La leche de camello  es más comúnmente consumida en el mundo Árabe; ha sustentado a las comunidades nómades por milenios, gracias a la enorme resistencia de los camellos a las temperaturas y condiciones más hostiles. La leche de camello  es una buena fuente de ácidos grasos esenciales, vitamina B1, proteína, potasio, fósforo y calcio.

La leche de camello es más fácil de digerir que la leche de vaca, y está repleta de ácidos grasos esenciales.

Gracias a su menos contenido de lactosa y a la falta de la proteína caseína A1 y la lactoglobulina, presentes en la leche de vaca, la leche de camello  es más fácil de digerir y puede ser adecuada para las personas con alergias o intolerancias a la lactosa.

¿Y cómo sabe la leche de camello? La leche de camello sabe similar—aunque es más suave—a la leche de cabra que suele ser más ácida y más salada, pero aún es lo suficientemente dulce como para satisfacer tus antojos por la “leche”.

Qué Buscar Al Comprar Leche De Camello

Conforme va ganando popularidad, la leche de camello es producida cada día por más compañías. Pero a menudo se la vende cruda, y no tiene las mismas regulaciones que la otras leches animales (3). Ya que muchas empresas que ofrecen leche de camello no son reguladas por la FDA o la USDA, existe un riesgo de seguridad y de higiene en las compradas.

Asegúrate de elegir una leche de camello  de pastura, libre de soya, y alimentado sin maíz. También verifica que no haya hormonas o antibióticos agregados o de animales tratados con ellos. Si quieres tener plena seguridad, una opción saludable y que nos gusta mucho es la de Desert Farms, pues es la única leche de camello de Grado A en los Estados Unidos.

Cómo Cocinar Con Leche De Camello

La leche de camello  puede ser la que sustituye más fácilmente a los lácteos tradicionales. Es comparativamente más dulce, espesa y cremosa, lo que la hace ideal para lattes (con un poco de cúrcuma, otro súperalimento) y pasteles helados, pues se congela muy bien.

La leche de camello , ya de por sí repleta de probióticos, también puede usarse para hacer yogur y kéfir, aunque demora más que la leche de vaca—y ese es un indicador de que la leche de camello  de hecho demora más en ponerse mala, respecto de la leche tradicional. (4).

Prueba usar leche de camello  en lugar de leches de coco, semillas o frutos secos en tus horneados, y tendrás resultados similares.  También puedes usar leche de camello para hacer caramelo, como un cremoso agregado a tus salsas, y en el chocolate caliente.

paleo_dairy_substitutes-info

 

Acerca del autor

admin

JENNAFER ASHLEY Jenna is a Registered Dietetic Technician and recipe developer specializing in healthy eating. She styles and photographs recipes for her website, Fresh and Fit , as well as contributes to a variety of websites. In her free time, Jenna enjoys trying new restaurants and hiking with her German Shepherd.

Click aquí para agregar comentario

Dejar comentario: